Etiquetas


Bueno, aquí estamos a un mes del inicio del experimento.

No puedo decir que este mes haya sido un progreso, realmente. No he logrado fijar y mantener la mente enfocada en la vision de lo deseado. Los motivos?

Bueno, en principio tengo dos trabajos, el obligatorio para subsistir y el deseado, que es incipiente, pobre en resultados e incierto. Y mi trabajo obligado ahora se ha vuelto incierto también.

En la empresa donde trabajo hay rumores de cambios, tanto de objetivos como de personal, y me afectarían a mí. Debo aclarar que nunca me sentí eterno en ningún trabajo, pero la posibilidad de un final genera confusión. Paradójicamente, esa incertidumbre ha hecho que me vuelque mas y mas a mi trabajo soñado, quizás como un refugio o como una manera de no pensar. Pero decididamente me ha perturbado y me ha alejado de la fijación del objetivo que es la primera de las leyes de Mr. W.

A pesar de ello, creo haber hecho algun progreso en dos sentidos: por un lado, refugiarme obsesivamente en mi trabajo soñado me ha hecho conocerlo más, quererlo más, y aprender a manejarlo más. Con ello, ha traído cierta paz a mi espíritu, ya que ahora puedo enfocarme mejor en mi trabajo soñado haciendo que me rinda mejor el tiempo (poco) que tengo para dedicarle. 

Por otro lado, la incertidumbre me ha hecho madurar en el sentido de saber que, pase lo que pase, mi trabajo soñado estará ahi, esperándome siempre, y más, acompañándome siempre donde quiera que esté. Esta confirmación de la realidad me ha hecho volver sobre mis pasos y ahora si, creo poder enfocarme en la imagen que (creo) está reservada para mí en algún lugar de la materia amorfa.

Siga visitando este blog, si esto funciona, no se arrepentirá.

Anuncios