Etiquetas

,


Estaba escribiendo este post y apareció Alberto. Mi teoría al comenzar a actualizar el blog era que estaba dando pasos concretos, pero Alberto desarmó esa visión. Mi paso concreto era que J., otro amigo que recién hace poco que conozco, me habia dado su depto en alquiler por un monto mucho menor que el que tenía de P. Es un progreso evidente, pero no basta, es poco.

Sin embargo, Alberto me indicó como seguir un camino mas al estilo Wattles. Ver comentario en el post anterior a este.

Quiero decir que quizás la imagen de la casa valga la pena. Pero no es una casa lo que yo quiero. Yo quiero el dinero, no la casa, por que la tengo y no pienso cambiarla. Pero una casa puede ser una buena imagen para atraer la riqueza? Quizás las imágenes no sean tan literales? Escribo estas preguntas sabiendo que Alberto las puede contestar.

Para dejar más claro el tema que me ocupa ahora, quiero decir que no deseo una casa nueva, deseo un futuro nuevo, un nuevo trabajo en particular y que me haga ganar mucho dinero al mismo tiempo.

Lo que me quedó claro del comentario de Alberto es que estoy pensando en poco quizás, como que debería ir más lejos. Me impresiona el hecho de que, ahora lo recuerdo, Wattles indica que la riqueza vendrá en proporción al tamaño del sueño, a lo gigantesco que sea lo que deseas. Como que el tamaño “tracciona” hacia arriba y hace que sea más fácil de lograr algo al pretender mucho que a la inversa, pretender poco es no lograr nada.

Anuncios