Etiquetas

,


Razonar una creencia podría parecer un ejercicio de un loco. Si razonar es entender, y creer es confiar sin entender, el artilugio parece evidente. Pero lo que hace Alberto en el comentario al post anterior es eso justamente. Y lo hace muy bien cuando plantea en cuantas cosas creemos que no pudimos entender, y sin embargo las usamos y las tomamos como naturales.

No es que sea un descubrimiento, pero Alberto plantea muy bien por que seguimos confiando en cosas que no conocemos en profundidad y dudando de otras solo por el hecho de que “parecen” dudables o inverosímiles. Sabemos lo mismo de las enseñanzas de Wattles que de las de Jesus, salvo la cantidad de seguidores de uno y otro. No quiero ser blasfemo, y contra eso tengo un antídoto: Jesus es una religión, algo en lo que la gente cree. Wattles es ciencia, algo demostrable. Como? con la experiencia, como toda ciencia. No hay forma de verificar alguna verdad que practicándola activamente. La  ciencia, como teoría lo único que hace es darle un marco adecuado a esa experiencia, encontrar las justificaciones para que eso ocurra exactamente así como ocurre.

El hecho de que las ondas de radio se transmiten, y yo que soy ingeniero puedo decir que aun no se ha determinado el fenómeno al ciento por ciento, es aceptado por todos por que encendemos el receptor y este recibe la información que esta preparado para recibir. Asimismo recibimos las enseñanzas de Wattles y las ponemos en práctica, esperando que el resultado sea el que predijo el científico.

En eso estamos, seguros de que esto no es una experiencia más, sino una comprobación fáctica de que lo que dijo W.W. es absolutamente cierto.