Etiquetas

,


Según las enseñanzas de Wallace Wattles existen dos formas de usar nuestra mente: la forma competitiva y la forma creativa. Estamos preparados culturalmente para usar la mente en forma competitiva.

Que es esto? En toda nuestra cultura occidental y derivada principalmente de la necesidad de subsistencia, estamos preparados para pensar en términos de quedarnos con la riqueza disponible. Si la riqueza, o la comida, o la capacidad de subsistencia es un bien escaso, o sea limitado, debemos usar todas nuestras capacidades para apoderarnos de la mayor cantidad posible de estos bienes que nos garantice la subsistencia a nosotros y a nuestra familia.

Así es como encaramos los negocios, así es como nos preparamos para la vida, así es como hacemos nuestro trabajo. Siempre en la selva, peleando por los restos de un animal muerto.

Pero existe otra forma de usar la mente: la mente creativa. Si los dones del universo, puestos a nuestra disposición, fueran infinitos, no habría motivo para pelear por nada, ni dinero, ni comida, ni abrigo, ni subsistencia. Solamente tendríamos que utilizar nuestra mente para localizar dichos bienes e ir a buscarlos y tomarlos y listo.

Y la buena noticia que nos da Wattles es que justamente, los bienes del universo son infinitos en cantidad y en variedad!!!

Estamos acostumbrados a pensar en un universo infinito en tamaño. Pero no nos preguntamos por que sería infinito el universo y el oro existiría en una cantidad limitada? Por que sería infinito el universo y la comida sería limitada? Por que estos bienes no podrían existir para todos sin límite y sin agotarse nunca?

 Efectivamente los bienes que existen son infinitos y si no existen más a nuestra disposición hoy es por que no hemos sabido solicitarlos de la manera apropiada. Es infinita la cantidad de minerales, de sustancias químicas, de energía, en fin de naturaleza. Acaso es limitada la cantidad de energía en el universo? Y ahora sabemos que teniendo la suficiente cantidad de energía todo lo demás puede producirse.

Los dones son infinitos. Y son derivados a quienes los solicitan de la manera apropiada y en la medida de lo solicitado. Así es como funcionan las cosas. De otra manera como se entendería que la misma tierra que hace doscientos años alimentaba a menos de mil millones de personas hoy alimenta mas de 6 mil millones.

Pero nuestra mente piensa al revés. Competimos por llevarnos un pedazo más grande de lo que es infinito. Y ahí nos equivocamos. Usemos nuestra mente en forma creativa y veremos surgir los bienes y los dones como nunca antes, sin agotarse y llenando todo nuestro espacio. Pensemos en forma creativa, con generosidad y gratitud hacia el todo, y todas las cosas que deseamos vendrán casi sin darnos cuenta.

Technorati tags: | | |