Etiquetas

,


Desde la primera vez que leí el libro La Ciencia de Volverse Rico, siempre me quedó en la mente una corta frase que dice Wallace Wattles en el segundo capítulo. La transcribo con su contexto:

La posesión del dinero y la propiedad viene como resultado de hacer las cosas de una manera correcta y aquellos que hacen las cosas en esta manera – si es a propósito o accidentalmente – se vuelven ricos.

Siempre me llamó la atención la acotación "a propósito o accidentalmente". Está como una nota al margen del desarrollo de la idea fundamental, pero no dejaba de intrigarme hasta que me puse a pensar seriamente en la idea que representa.

Y la idea que representa es absolutamente clara apenas uno la enfrenta: dado que la ciencia de hacerse rico es una ciencia, como la física, la mecánica, o la química, se rige por un principio esencial que es el de causalidad. Este principio indica que las mismas causas provocarán los mismos efectos. Este es uno de los principios elementales pero no por eso menos poderosos que rigen toda ciencia humana. No importa el motivo que ha producido la causa, siempre que esta aparezca de la misma forma, sus efectos serán idénticos.

No importa si la manzana le cayó en la cabeza a Newton porque estaba madura o si hubo alguien que sacudió el árbol: la manzana cayó de la misma forma, con la misma velocidad, y produjo el mismo golpe en la cabeza de don Isaac.

Aplicado esto a Wattles y la ciencia, si realizamos las mismas cosas que pregona Wattles nos haremos ricos, independientemente de que lo hagamos a sabiendas o sin querer. Y no podría ser de otra manera puesto que es una ciencia. Por eso, si miramos los ricos que nos despiertan cierta envidia, y tenemos acceso a los detalles, veremos que aplican los principios de Wattles aunque quizás no lo conozcan ni lo hayan leido nunca.

Technorati tags: | | |

Blogalaxia tags: | | |