Etiquetas

, , , , ,


Me vino a la mente la idea de Omar, que destacaba en un comentario en este blog que “pensar es el trabajo más duro que existe”. Esto tomado libremente del capítulo 4 de The Science of Getting Rich de Wallace D, Wattles.

Efectivamente pensar es un duro trabajo. No podría ser menos, ya que es la auténtica pieza de la creación reservada para nosotros los humanos y para dios, o la sustancia amorfa, llámalo como quieras. Si la naturaleza nos privilegió con la posibilidad de hacer mundos, construir ciudades o bellos monumentos, y cada cosa imaginable e inimaginable en nuestra cabeza, no debe ser una tarea fácil. Si somos los únicos seres de la creación que podemos pensar, no debe ser una tarea sencilla.

Pero Omar, asi como Wattles, se refería al trabajo duro de pensar con constancia y dedicación, visionar en nuestra mente aquellas cosas que deseemos crear y hacerlo una y otra vez, sin dudar y con la fe indubitable de que obtendremos lo que pensamos. Es una tarea de constancia y que requiere cierta magistralidad, cierto dominio de nuestra propia mente como objeto creador. Y magistralidad en el dominio de nuestra voluntad, para hacerlo un día y otro día y así sucesivamente.

Por ejemplo: yo estoy construyendo un blog. Pero este blog no se crea de la noche a la mañana. Se va creando con ideas, con pensamientos, con la constancia de poner ladrillo tras ladrillo. Ya tiene más de 50 posts y más de 60 comentarios. Se ha ido haciendo solo, con paciencia, pensando en mi visión, creyendo en que mi pensamiento construirá este blog y moviendo las piezas para que así suceda.

Y por que lo hago? por que tengo fe en que mi pensamiento construirá los objetos que deseo. Irá modelando cada una de las cosas que se requieran modelar para traerme mi pensamiento hecho objeto, hecho riqueza que se puede tocar, palpar y disfrutar. Todo lo que deseo está puesto en mi pensamiento, y mi pensamiento construye. Entre otras cosas, construye esta página, y una y otra vez alguien vendrá y la mirará, y algo saldrá de ahí.

Asi funciona el pensamiento. Acaso concluimos que somos un pensamiento que se toca, que se escucha y que se comparte con otros. Acaso somos la misma sustancia inteligente y amorfa que Wattles describió con los atributos de dios. Acaso somos dios.

Technorati tags: | | | | |

Blogalaxia tags: | | | |