Etiquetas


Para ejemplificar el proceso del método Wattles para hacerse rico, se me ocurrió pensar en como hizo Miguel Angel para esculpir el David universalmente famoso.

Me imagino a Miguel Angel parado frente a un cubo de granito de 5 metros de alto y dos metros por dos metros de base. Está de pie, frente a la enorme mole que lo desafía fríamente, orgullosamente. Tiene en sus manos un martillo y un pequeño cincel, filoso pero viejo, gastado. Miguel Angel tiene 24 años y tiene que esculpir la obra que lo convertirá en un genio creador de prestigio universal. Esta es su oportunidad.

Cierra los ojos y se concentra profundamente. Sobre la mesa están todos los bocetos, algunos completos, otros solo de una parte, un pie, una mano, un pedazo de pierna, que fue haciendo durante meses y meses. Pero el conjunto está en su cabeza, claramente reproducido hasta en los detalles. Mientras tiene sus ojos cerrados su mente gira una y otra vez alrededor de la estatua, cree sentir en sus manos la textura del mármol terminado, lo ve desde todos los ángulos, imagina incluso como deberá deformarlo para que una persona parada frente a la estatua aún lo vea proporcionado y perfecto.

Da el primer golpe. Luego otro y otro. Son pequeños trozos de mármol que van saltando hacia un lado y hacia otro. El cubo de más de 5 metros de alto no parece inmutarse. Nada lo puede mover, mucho menos esos golpes débiles y suaves. Pero la obra está en marcha. La mente ha creado el todo y los detalles, ahora las manos tienen la tarea de hormiga de ir sacando la realidad escondida en la piedra que la mente ya vio, ya sintió, ya imaginó, ya creó.

Que sería del David si solo nos hubieran llegado los bocetos? Qué sería del arte si ese hermoso hombre de 4.09 metros de altura hubiera quedado solo en la mente de Miguel Angel? Y que sería del artista si se hubiera conformado con soñar su escultura y llevársela con sus huesos a la tumba?

Michelángelo creó, pensó, imaginó, ideó y dio forma en su mente a la estatua más portentosa y perfecta del Renacimiento. Pero después de crear golpeó, cavó, martilló una y otra vez incansable durante días y días, de día y de noche, hasta que la obra estuvo completa. Eso es Wallace Wattles para mí.

Technorati tags: | | |

Blogalaxia tags: | | |