Etiquetas

, , , , , , , ,


Wallace Wattles nos habla de que existe una ley física de la gratitud. Es una ley al nivel de la ley de acción y reacción de la ciencia física, es decir una ley más dentro de las leyes básicas. Es útil analizar esta idea más en profundidad, ya que como era de esperarse, el universo es literal, es decir se mueve por leyes en todos los aspectos. Acaso debemos suponer que las leyes de laciencia física o química son las únicas que gobiernan el universo? Nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y los eventos espirituales no tendrán al mismo tiempo sus propias leyes? O acaso están fuera del universo?

La ley de la gratitud según Wattles tiene dos aspectos esenciales. Por un lado, la gratitud es la fuerza que nos acerca al origen creador de todas las cosas. Cuanto más agradecidos estemos a la sustancia amorfa por las cosas que nos ha entregado, más fácil será obtener de ella lo que deseamos. Es como un efecto de acción y reacción. Nosotros agradecemos y el creador, o dios, o la sustancia complacida nos otorgará más bendiciones. Esto ya lo habia discutido antes en este post y en este otro en sus otros aspectos concurrentes, la humildad y la bendición.

Pero hay otro aspecto que a mí en lo personal me resulta mucho más útil en mi progreso espiritual. Wattles lo deja muy claro en el capítulo 7. Es el referido a la sintonía del pensamiento con lo mejor de la realidad. La mente agradecida tiende a estar fija en lo mejor, y por lo tanto se vuelve lo mejor, dice Wattles.

A medida que vamos progresando en nuestro camino, las cosas no ocurren instantáneamente. A medida que avanzamos, aún existen cosas desagradables a nuestro alrededor. Nada es perfecto y nuestra percepción siempre es algo insatisfactoria, aún de las mejores cosas que nos pasan o que poseemos. Y nuestra mente tiende a fijarse en esas cosas imperfectas que nos rodean. Pero si las agradecemos como un estado intermedio, si vemos lo mejor de ellas con alegría en lugar de enfocarnos en lo que les falta o en sus defectos, la mente se fijará en cosas buenas y elevadas y no en lo pobre y lo defectuoso.

En la medida que nuestra mente se concentra en algo, y dado que somos construidos también de la sustancia amorfa, tendemos a transformarnos en nuestros pensamientos, en aquellas cosas en las cuales nuestra mente se concentra. Por lo tanto, cuando miramos a nuestro alrededor debemos hacerlo con alegría y con agradecimiento por las cosas buenas que tenemos, aunque sean algo imperfectas. Agradecerlas las vuelve buenas, por que agradeceremos lo bueno. Y eso elevará nuestra mente hacia lugares altos, en lugar de enfocarnos a lo pobre, a lo defectuoso o a lo miserable.

Es por esto que los diferentes aspectos de la gratitud son la base sustancial para que nuestras visiones se transformen en realidad, alimentando más y más nuestro espíritu de cosas positivas y bellas, de fortuna y riquezas.

Technorati tags: | | |