Etiquetas

, , , , , , , , , , ,


Como siempre que puedo, hago una re-lectura del libro de la Ciencia de Hacerse Rico de nuestro buen amigo y benefactor Wallace Wattles. Esta vez fue por haber pasado unos dias de incertidumbre, de duda y de confusión en lo que respecta a mi trabajo y las diferentes actividades que realizo para ganar dinero. Fue, como siempre, volver a las fuentes para cargar las baterías.

Y cada vez que regreso encuentro un aspecto nuevo en Wattles que no había visto antes. Esto me asombra porque no es un libro tan largo ni tan denso como para que uno encuentre siempre cosas diferentes.

En este caso me detuve en una página con un pensamiento que me vino repentinamente a la cabeza. Era la seguridad de que Wattles no es un autor de esos de autoayuda que pretende darnos una receta sobre como pensar, que pensar y que si lo hacemos tendremos todas las cosas que deseamos. Los libros de autoayuda tienen una cosa en común: haz esto y aquello, de determinada forma, y veras como tu vida cambia de un dia para el otro. Wattles es diferente. No hay recetas para cambiar nuestra forma de pensar, no hay nada que modificar en nuestras vidas. No hay un orden de cosas que cumplir, ni recomendaciones que muchas veces se contradicen entre si.

Wattles es simple, sencillo, profundamente científico, creativo, formativo, y todas sus recomendaciones se asientan en hacer las cosas bien. Solamente que hay que hacerlas de cierto modo, de forma exitosa, como él dice, y con la fe de conseguir nuestro propósito.