Etiquetas

, , , , , , ,


El miedo es un sentimiento que se siente en el cerebro. Claro que cuando es demasiado fuerte, inunda todo el cuerpo y uno puede llegar a sentirlo con el alma. Pero no es ese miedo al que me refiero, sino al miedo mental. Vivimos constantemente preguntándonos que pasaría si, que pasaría si no, que hago ante tal o cual eventualidad. Y en todos esos razonamientos entra el miedo al cerebro.

Por lo tanto, para quitarnos tantos y tantos miedos que tenemos, la primera medida es enfocarnos en el cerebro nuestro. Debemos estar atentos. El sentimiento de temor entra por cualquier lugar, se instala y cada vez que lo traemos a nuestra mente nuevamente se impregna en la sustancia amorfa, dificultando que concretemos nuestra visión, aquellas cosas que queremos tener o vivir en el futuro. Es un mensaje que anula todo lo bueno que podemos haber hecho para lograr nuestros sueños.

Cada uno deberá aprender cual es la técnica que le da más resultados, pero puedo presentar la mia. Yo, cada vez que estoy enfocado pensando en algo, aun en tareas de todos los días, estoy específicamente atento a donde aparece el miedo. Por ejemplo, ayer estaba pensando en mi futuro cercano, y apareció en mi mente la imagen de que pasaría si los planes no se cumplieran. Esto es un duda y la duda es la hermana menor del miedo.

La duda es la versión presentable del miedo. Como no podemos admitir para nosotros mismos que vivimos con miedo, este nos manda la duda que es mas presentable e incluso en algunos ambientes es presentada como una amiga deseable.
Inmediatamente que detecté que apareció ese pensamiento de duda, lo aparte de mi mente con un gesto. Le dje que se fuera y que me dejara. Y se fue, y me inundó una paz increíble. Sentí como que todo volvía inmediatamente a su lugar. Por supuesto que aun no soy un master en la técnica, pero lo seré. Esto requiere prácticay dominio, y se que con insistencia lo conseguiré.