Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Siempre me he resistido a comparar la Ciencia de Hacerse Rico de Wallace Wattles con otras “teorías” que andan dando vuelta por ahi, cada vez mas en boga algunas y otras con una enorme repercusión masiva. Me parece que no corresponde y que cada uno tiene el derecho de pensar y creer en lo que se le de la gana. Pero hay muchos lectores de este blog que dejan comentarios diciendo o insinuando que en este blog nos referimos a la ley de la atracción o a la película El Secreto, cosas que son absolutamente erradas. Inclusive en el último tiempo he recibido varios mails en este sentido, como si fueramos propagandistas de la ley de la atracción y sus teorias relacionadas, cosa que es absolutamente equivocada. Por eso esta aclaración.

Para empezar no he visto y por tanto no recomendaría nunca, la película El secreto. No se de que se trata salvo alguna reseña que leí un tiempo atrás en el periódico y que era bastante críptica si uno no habia visto la película. Lo que recuerdo es que mensionaba que muchos personajes históricos se volvieron ricos gracias a ser depositarios de un “secreto” mágico. Si ese es el fundamento de dicha historia, tiene un punto de contacto con la Ciencia de Wattles, dado que el mismo Wallace Wattles se volvió rico aplicando su ciencia. Y me parece que ahí se detienen las similitudes.

En cuanto a la teoría de la atracción o la ley de atracción, he tenido que recurrir a algunos sitios de internet a investigar de que se trata, ya que como dije cada vez mas lectores de este blog hacen referencia a dicha teoría. no es mucho lo que aprendí, pero me bastó para entender que no tiene absolutamente nada que ver con la Ciencia de Hacerse Rico de Wattles.

La mencionada ley nos dice que lo que pensemos será reflejado en nuestra realidad, o sea será atraído hacia nosotros. Menudo trabajo tendrá la naturaleza, dios o la realidad para decifrar nuestros pensamientos, ya que tenemos millones de ellos en un dia cualquiera. Y que esto operará mecánicamente siempre.  Si bien esto puede parecer similar a la Ciencia de Wattles, se olvidan unos tres componentes fundamentales de la ciencia sin los cuales esta no opera.

La fe, el propósito y el agradecimiento son partes fundamentales e imposibles de exagerar en importancia dentro de la Ciencia de Wattles. Sin ellos, los pensamientos son imágenes vagas que flotan por el universo sin destino. Estos tres, son los dones que nos hacen verdaderamente creadores, que nos dan la impronta del origen y hacedor, y sin ellos no habría ninguna posibilidad de crear nada. Es por ello que Wattles insiste hasta el cansancio en que los pensamientos o las imágenes mentales solas no sirven de nada si no hay un espíritu creador, que tenga fe clara y ciega de que creará su obra, agradeciendo al universo esta posibilidad y con el claro propósito de hacerlo.

Sin entrar en más detalles, quería clarificar esto para que los queridos lectores que se acerquen a este blog tengan la certeza de que no es más de lo mismo, no es otra teoría transnochada de las que bogan hoy en dia. Wattles es único, amigos, y asi seguirá.