Etiquetas

, , , , , , , , , ,


Quizas el blogger mas famoso, o al menos uno de los que mas dinero gana, es el americano John Chow. Es un personaje de lo que podría denominarse la farandula de internet. Sus ingresos son enormes, y solamente escribiendo en su blog.

Pero lo que me llamó la atencion cuando conocí el caso de Chow fue que tiene una frase que utiliza para autodefinirse, que me pareció muy curiosa. El dice “gano dinero diciendole a la gente como hago para ganar dinero”. Curioso. Eso me pareció.

A manera de la profecía autocumplida, John Chow empezó a ganar un poco de dinero y a contarle a la gente como hacía para ganar ese poco dinero, lo cual aumentó su audiencia y le hizo ganar más dinero. Esa espiral lo convirtió en uno de los ricos de internet hechos a su propio esfuerzo, sacrificio e inteligencia. Todo un self made man.

Siempre me han llamado la atención estos negocios, en los que la utilidad del negocio esta basada en su propia existencia. Y el caso de Chow es medio paradigmático, ya que su base no deja de ser solida, aunque en el fondo se parezca a un perogrullo. O sea, la base es solida por que enseña a hacer algo (ganar dinero) y esta probado que sus metodos son válidos puesto que obtiene enormes cantidades de dinero, o sea lo prueba con su propio ejemplo.

Pero al mismo tiempo no deja de ser fragil desde el punto de vista de la utilidad real de lo que hace, ya que su meta es solo generar dinero. Podría criticarseme que acaso ese no es el fin ultimo de cualquier negocio. La respuesta es si, pero si la utilidad del negocio es solo generar una utilidad basada en la confianza que le generan sus metodos a la gente que los aplica, y que al aplicarlos los vuelve ciertos. O sea, es cierto que hacemos algo útil para los demás porque los demás, al aplicar nuestros métodos, nos generan una utilidad concreta.

Se parece mucho al MLM, pero con métodos absolutamente diferentes. Para pensar.