Etiquetas


Hoy quiero agradecer profundamente a todos nuestros amigos que han visitado este blog por una vez al menos. Por supuesto que mi agradecimiento es más sonoro para aquellos que una y otra vez vienen por el blog, dejan sus comentarios y quizás desaparecen unos días, hasta que regresan. Y a los permanentes que siempre están y me enriquecen cada día con sus ideas. Pero a todos quiero que sepan que los extraño muy profundamente cuando se van.

Muchos llegan por primera vez, dejan dos o tres comentarios y luego se ausentan por unos días, quizas un mes o dos, y retornan con preguntas, con descubrimientos o simplemente para decir “aqui estoy de nuevo”. Otros escriben al mail de contacto y son más tenaces, algunos simplemente dejan un mensaje como en una botella al mar, otros persiguen temas durante días y luego simplemente se esfuman. Todos, sin embargo, permanecen aquí. Nunca borré un comentario ni lo haré, siempre estarán aquí.

A todos muchas gracias, algo que no había dicho hasta ahora. Realmente les estoy muy agradecido. Aunque pudiera parecer extraño, este blog con más de 40.000 visitas totales en pocos meses, no tiene comentarios maliciosos, ni burlones, ni descalificadores. Y eso para mí es un orgullo, aunque los que realmente hacen el blog son los que llegan y dejan un comentario, una idea, una pregunta. Pero no hay nadie que escriba algo obsceno ni malintencionado. por ahí, algun inadaptado dijo algo, pero es uno en cuarenta mil, nada, no existe.

Nuevamente, muchas gracias a estas personas sin rostro, a estos Wattles que están surgiendo. Son muy amables para conmigo, trataré de que este blog los oriente en todo lo posible, como hicieron conmigo hace tiempo.