Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,


No sabemos como es su camino que se toma la sustancia amorfa para traernos lo que queremos. Y siempre es impredecible. Así que no podemos ponernos a suponer lo que va a ocurrir en el camino hacia conseguir lo que deseamos o lo que estamos visualizando. Solamente tenemos que fijar nuestra visión en el objetivo y dejar que las fuerzas que manejan el universo hagan su trabajo.

Como ejemplo, relataré algo que me pasó la semana pasada.

Hace tiempo que estoy queriendo ver a una persona, un gerente de una empresa, pero no quiero pedir cita. Necesito, por razones que sería largo explicar, que el encuentro sea casual. En realidad no lo visionaba, pero lo deseaba profundamente. Tenía “necesidad imperiosa” de que ese encuentro se realizara. Parte de mi trabajo dependía de ello y el tiempo se me acababa. Supuestamente, en ese encuentro casual, yo le hablaría de algunos planes que tengo y que se que él apoyaría contundentemente. Las cosas se complicaban por que esta persona vive en otra ciudad, muy lejos de donde yo vivo.

A pesar de todas las dificultades, un día decidí (decidí?) pasar por la sucursal que esta misma empresa tiene en mi ciudad. No sabía muy bien que haría, pero tenía la sensación de que estar al menos en el ámbito de la misma empresa, aunque fuera a mil kilómetros de donde él estaba, me ayudaría a “acercarme” por lo menos en forma virtual.

Llegué a la empresa, donde conozco a algunas personas, y comencé a departir con ellos hablando de temas banales, mientras pensaba qué se me podía ocurrir. Mientras comentábamos de fútbol y otras cosas igualemente menores, café de por medio, lo ví llegar. Tuve la sensación, vívida y completa, de que algo invisible me había hecho ir hasta ahí para cumplir con mi necesidad. Fue como una llamarada brillante que me indicó que nada había sido casual. 

No tuve que hacer nada. Motivado por la discusión de fútbol que había en ese momento, se acercó, me saludó y se dedicó a compartir el tema. Casualmente le hablé de mis proyectos. Todo funcionó a la perfección. Así es la ciencia de Wattles, todo depende de cuanto deseas algo, de cuan fuerte es tu imágen de lo que quieres, y del empeño que pongas para hacer tu tarea: ir abriendo caminos para que lleguen tus sueños a tu realidad. 

– el sponsor es quizas un camino, en todo caso es una diversion sana que ofrecemos a nuestros lectores, o algo ASI