Algunas veces me pierdo


A veces, como ahora, dejo suspendido el blog durante un tiempo, unos días. Esta vez fue por un viaje a la Amazonia donde me gasté una semana de ver paisajes inauditos, poblaciones increíbles por su belleza y su atraso al mismo tiempo, y carreteras sacadas de un paisaje inventado. Selva, montañas, valles, lagos, ríos de aguas cristalinas, pájaros de ensueño, etc etc etc.

No se puede describir tanta belleza. No se puede desribir lo que a ojos humanos es belleza, y como la naturaleza se recrea, procrea y reinventa mejor que el soñador más arriegado. Al mismo tiempo, la pobreza, el atraso, lo menos digno de los seres humanos embebido dentro de un paisaje puro e infinitamente bello. Comprender hasta qué punto podemos degradarnos como especie, mientras la naturaleza engrandece más y más a las especies que la respetan y obedecen.

Fue una experiencia inquietante, sobrecogedora, bella. A veces me alejo del blog, pero me acerco más y más a la gente, al universo, tratando de entender como podemos ser tan torpes e ignorantes.

Anuncios

2 comentarios sobre “Algunas veces me pierdo

  1. Descubrir un tesoro es bien dificil,,, disfrutarlo es muchisimo mas,,, y la anterior frace es para todas aquellas personas que hablaron tan lindo en el 2008 solo veo dos personas en el 2009 o es que aun no se navegar en mi pc.

    Me gusta

  2. crecí en el campo en un pasisaje como el el tu describes, indescriptible belleza, un día un amigo de mi padre el único que en esos años llegó a mi selva, era de noche, se asomó a la puerta y la escena que vió lo conmovió hasta las lágrimas, eramos 10 hermanitos, acostados ya para dormir, al verlo llorar, pregunté yo tenía unos diez años, era el séptimo de catorce hermanos, ¿porqué lloras? el dijo, entre sus lágrimas sinceras, es que me duele ver la extrema pobreza en la viven ustedes. Fue la primera vez que yo escuché esa palabra y mis hermanos también, ¿pobreza? exclamamos todos en coro, ¿qué es pobreza? el dijo, mira como viven, techos de palma, paredes de palos, durmiendo sobre costales que son para envasar el maíz, y durmiendo en el puro suelo. ¿Eso es pobreza? exclamamos otra vez en coro, jajajaja, pues ¿de qué quieres que sea la casa, ¿y el piso si no es de tierra de qué más puede ser? eso que tu dices aqui no hay, aquí solo hay pura pachanga dijimos y nos olvidamos del asunto. ahora lo sé eramoslos niños másfelices del planeta y no nos hacía falta absolutamente nada.

    Me gusta

Que opinas? Deja tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s