La visión profunda o el pensamiento subterráneo


Muchas veces, dentro de los cientos de mails que recibo mensualmente, alguien me pregunta por qué teniendo una visión clara de lo que desea, esto no progresa y nada parece moverse hacia sus deseos. Acaso la ciencia de Wattles no funciona? Qué podría estar pasando? Por qué nada parece concretarse de acuerdo a nuestros deseos?

La respuesta es simple. La mayoría de las personas, no todas, creen que desean algo por que lo piensan concientemente. La conciencia o la mente conciente, son la mente que alcanzamos a ver. Pero esto es solamente la punta de un iceberg. Nuestra mente total es mucho más que esto, y está en estado “subterráneo” respecto de nuestra conciencia. Por debajo de nuestra conciencia parece haber, acorde a lo descrito hace cien años por Mr. Freud, una mente subconciente y una mente inconciente.

No soy un científico y no tengo elementos para juzgar si Mr. Freud estaba en lo cierto o no, pero claramente supe que al menos un altísimo porcentaje de nuestra mente se mueve en lugares profundos, que ni siquiera sospechamos. Solamente vemos la punta del iceberg, la parte a la cual tenemos acceso. Y si nuestra mente total no está alineada con nuestros deseos, la pequeña parte conciente difícilmente pueda hacer mover el universo y las cosas que deben moverse para cumplir nuestros verdaderos deseos. O inclusive pueden contradecirse y anularse.

Debajo de nuestra conciencia nuestra mente piensa permanentemente, y envía mensajes al resto de las cosas, y a la sustancia conciente. Para nada se detiene cuando nuestra conciencia se toma un respiro, por ejemplo al dormir. Nuestro ser sigue viviendo, nuestra mente trabajando y nuestro espíritu continúa despierto y enviando mensajes al resto del universo.

Por eso es importante alinear nuestro espíritu y su agradecimiento, quizás nuestra arma más poderosa, con nuestra mente conciente, nuestros deseos o visiones de lo que queremos ser, hacer, tener o vivir. Como se hace? Eso es tema de otro artículo, pero en principio la única arma en nuestro poder es nuestro espíritu. Aprender a dominarlo es aprender a crear para nosotros. Es aprender a ser dios.

Por ahora baste decir que ese es el mecanismo por el cual nuestros deseos concientes pueden ser anulados por otra mente, también nuestra, que nos hace naufragar. Y por eso nos parece que la ciencia no funciona.

Anuncios

2 comentarios sobre “La visión profunda o el pensamiento subterráneo

  1. Yo tenia la misma duda, y era lo que me provocaba no avanzar. Hasta que investigando muchisimo en la red, encontre el sistema de Stuart Lichman, que se llama Transposición cibernética, está totalmente alineado con los conceptos de Wattles, pero agrega la increible capacidad de detectar lo que nuestra mente inconciente siente, de manera de ir ajustando nuestros suenos… ya que sin esto, nosotros mismos nos autosaboteamos el “proyecto”, debido a que las cuatro partes en que se divide nuestro cerebro (cerebro izquierdo, derecho, medio, y tallo cerebral) no funcionan en equipo, teniendo como consecuencia jamas alcanzar el objetivo que CONCIENTEMENTE queremos…

    Me gusta

  2. Creo que lo has explicado muy bien. Es la diferencia entre el deseo por carencia y el deseo por productividad. En el primero el deseo es como el que desea un unicornio. En el segundo el deseo al contactar con el inconsciente es productivo y creador.
    saludos
    surfista

    Me gusta

Que opinas? Deja tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s