Etiquetas

, , ,


Muchos comentarios en este blog se refieren a un fenómeno común entre las personas que llegan por primera vez a leer La Ciencia de Hacerse Rico de Wallace Wattles: la ansiedad. Es tan impactante el descubrimiento de la Ciencia, que uno inmediatamente se embarca en un viaje para crear o descubrir sus visiones, y una ansiedad se apodera del alma.Wattles despierta en nosotros el deseo. El deseo por las cosas que deseamos. Siempre nos ha gustado poder cambiar el carro cada dos años, pero casi nunca lo logramos. Con la Ciencia, descubrimos no solo que podemos cambiarlo sino comprar aquel que realmente queremos, no el que podemos. Y esto genera una ansiedad enorme en el alma humana, sobre todo aquella acostumbrada a los fracasos, que es la enorme mayoria.

Pero lo que pasamos por alto del libro de Wattles  es la necesidad de manejar esa ansiedad. Y justamente manejarla significa destruirla, lamentablemente para algunos. No es con ansiedad como vamos a lograr nuestra riqueza o nuestras metas. Piensalo así: la ansiedad por lograr lo que deseamos es justamente la confirmacion de que no creemos realmente que lo lograremos. Si estamos seguro de lograrlo, por que sentir ansiedad? Si estamos seguros con toda la fe del alma que la Ciencia funciona, para que cuernos tenemos que sentir ansiedad por probar que la Ciencia funciona?

 

J. Gambande trabaja en arte digital intentando reflejar el color intenso de la vida.