Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,


A simple vista parece que el método de la ciencia de Wattles está basado en la visualización, el deseo, la fe y el propósito. Ahora daremos una versión un poco diferente, otro ángulo.

Lo verdaderamente valioso es lograr no estar todo el tiempo enfocado en la vision. Wattles no lo explica demasiado, pero sin embargo lo dice en un par de lugares: el secreto del método es lograr que nuestro espíritu contenga y active permanentemente la visión, el deseo que compele, pero sin tener nuestra atención enfocada en ello todo el tiempo. Es harto difícil.La idea de Wallace Wattles es que nuestros deseos deben permanecer firmemente ligados y activos en nuestra alma, pero sin que nuestra cabeza esté todo el tiempo visualizando lo deseado. Inclusive lo he experimentado varias veces: cuando logro que lo que tanto deseo deje de formar una parte central de mi cerebro, fácilmente aparece ante mí, realizado, ejecutado, materializado. Es como un milagro que cada vez que lo olvido me frustra, por que lo se.

Cuando uno es primerizo en esta técnica, se pasa todo el día enfocando su visión ante sus ojos, buscando la forma de hacerla más real, creyendo que la toca o la saborea. Pero es solo cuando la mente puede salirse de ese corsé y viajar libremente, pero quedando el deseo prendido en nuestra alma, cuando las cosas se materializan.

Me animaría a sugerir a los estudiosos de Wattles, sobre todo a los que recién se inician, a que hagan caso de mi consejo.

Inclusive creo que esa técnica de desenfocarse debe ser masterizada, o sea debe requerir tanto control o más que la técnica de visualizar que plantea Wattles. Me parece que ambas son complementarias y que se debe dominar a las dos al mismo tiempo y con igual grado de maestria. Yo estoy en ese camino, y hasta ahora puedo decir que las cosas que se han materializado delante mio son aquellas en las cuales he logrado “desenfocarme”.

El libro de Wattles insiste tanto en la visión de lo deseado, que uno se confunde y cree que cuanto más tiempo pase mirando su visión interna, más rápido lograra que se haga realidad. Y algo así dice tambien WW en su libro. Pero ese apasionamiento por la visión y seguimiento constante, solamente logra poner ansiedad en el objeto visualizado. Y esa ansiedad conspira directamente contra lograrlo. Ansiedad es lo que sentimos cuando creemos que no lo lograremos. Y eso es lo que debe desaparecer.

El secreto está en desearlo en forma tan profunda, tan meditada, que se incorpore a nuestra mente sin necesidad de estar viendolo constantemente. Solamente el universo sabe cuando uno desea algo profundamente. Así que esto es materia de prueba y error. Lo he verificado varias veces, y luego de varias experiencias uno aprende realmente a sentir cuando lo está haciendo bien y cuando lo hace mal.

Es materia de experimentación para cada uno, y cada uno debe encontrar su propia forma de visualizar que le permita desenfocarse, y la propia manera de desenfocarse sin dejar de visualizar.

Anuncios