Etiquetas

, , , , , , , ,


Un aspecto  cosa sobre el cual no hemos escrito mucho en este blog son las dificultades que encontramos al aplicar la ciencia de Wallace Wattles. No me refiero a las dificultades propias de cada uno, como ser falta de constancia o falta de fe, sino a las complicaciones que surgen de las mismas enseñanzas de Wattles.

Todos hemos sufrido dudas, retrocesos, desánimo, desmoralización, etc. Por momentos nada ocurre, o nada parece ocurrir, y el desgano se apodera de nosotros. Es más fácil pensar que no funciona a pensar que somos nosotros los que no lo hacemos funcionar. Además, el cerebro vive buscando excusas para no esforzarse y para convencerse de que esto es un mito, o un engaño.

Creo no equivocarme mucho si digo que TODOS, absolutamente todos los que alguna vez intentamos el método Wattles de Hacerse Rico, hemos tenido algún éxito por modesto que sea, y sobre todo al comienzo, cuando aún no somos tan excépticos, aunque parezca al revés. Sin embargo, a poco de andar, atribuimos ese éxito a la casualidad o al destino, y pronto nos olvidamos, mandando todo al tacho de la basura.

Sin embargo, no nos podemos olvidar, y retornamos. Y lo intentamos nuevamente, pero esta vez con un altísimo grado de excepticismo. Y obviamente el método sin fe no funciona, y ahí lo archivamos definitivamente.

A todos aquellos que esta reseña resulte familiar, por favor retornen a la práctica del método, pero sin condicionamientos, y sobre todo sin dudas, con fe y sin poner a prueba nada, ni a nosotros ni a la naturaleza. Crean como niños, o como animales que no tienen preconceptos. Simplemente crean lo que ven, y verán cosas maravillosas.