Etiquetas

, , , , , , , , , ,


Acabo de ver en varios medios de difusión masiva la importancia que en países asiáticos se le está dando a la meditación, como mecanismo para mejorar la vida de la gente, eliminar el estrés y ser más productivos en la vida diaria. Particularmente Corea está tomando este tema muy en serio, con instituciones dedicadas a investigarlo, utilización masiva en los colegios y universidades, y muchos especialistas divulgando la técnica.

Me llamó mucho la atención la opinión de un experto, que recomendaba realizar la meditación dos veces al día, una antes del desayuno y otra antes de la cena. Intrigado, decidí experimentar a ver que pasaba.

Noté inmediatamente un cambio. No se si me pareció, pero noté que mi idea se balanceaba más. Es decir, a pesar de que soy una persona muy tranquila y raramente me dejo llevar por los nervios del trabajo o de alguna otra situación, generalmente yo meditaba a la mañana y luego me lanzaba a hacer cosas durante el día, con picos de actividad, hasta que llegaba la noche y me desinflaba. Ahora, con este nuevo hábito, la noche vuelve a ser una parte relajada de la jornada, y ya no es la noche del cansancio, de no querer pensar por estar agotado, o de simplemente derrumbarse en un sillón.

La noche ha vuelto a ser una parte vivible del día para mí. Me siento relajado luego de meditar a las 7 de la noche, y tengo casi tanta energía como para seguir haciendo cosas, pero tranquilo y fuerte. Es como que el día está mas balanceado, las últimas horas las paso en paz, los nervios o los pequeños momentos de estrés desaparecen. Les dejo este comentario para que lo pongan en práctica, creo que a muchos les ayudará.