Lo difícil de abandonar el miedo


El ser humano tiene una dificultad natural para abandonar el miedo. Miedo a que nos vaya mal, miedo a no poder abastecer a nuestra familia, miedo a fracasar, miedo a ser mal considerado por otros, miedo a no ser queridos, miedo a tantas cosas… La vida humana muchas veces se centra en el miedo. Trabajamos en una empresa por miedo a no poder prosperar con nuestro propio negocio. Y nos aferramos tanto a ese trabajo que admitimos que se nos trate mal, o que se nos discrimine, o que no se nos reconozca, por miedo a perder el trabajo. En fin, son tantos los miedos que acumulamos en nuestras vidas, que sería virtualmente imposible enumerarlos a todos.

El miedo se nos inculca desde pequeños, en muchos casos como una herramienta de defensa. Se le dice al niño que debe tener miedo de hablar con extraños o de andar solo por la calle, para protegerlo enseñándole los peligros de la vida moderna. Y eso está bien. Pero cuando crecemos podemos acotar perfectamente  las cosas a las que debemos temer y a cuales no tiene sentido temer.

Despojarse del miedo es el primer paso para crecer como criaturas divinas, poderosas.  Despojarse poco a poco del miedo significa empezar a ser libres, liberarnos de una carcel que muchas veces nos paraliza, nos anula como seres activos. O lo que es peor, nos quita oportunidades al no dejarnos aceptar opciones que nos llevarían a otro plano, tanto en lo personal, en lo profesional, o en lo que sea.

Una forma en la que he aprendido a detectar el miedo es la excusa. La excusa me permite ver claramente cuando estoy actuando por miedo. Pongamos un ejemplo: un amigo mío fundó hace poco una empresa de servicios. Al poco tiempo, casualmente, se le presentó la ocasión de representar localmente, en su ciudad, a una de las compañías más grandes del mundo en su rubro. Esta oportunidad, si se concretaba, significaba un salto cualitativo y cuantitativo enorme para su todavía pequeña empresa. Vino a contármelo excitadísimo, feliz, pero asustado por las responsabilidades que implicaba aceptar semejante desafío. Festejamos la oportunidad, pero en mi fuero íntimo sabía que la dejaría pasar. Al poco tiempo volvimos a encontrarnos y me contó que la oportunidad había pasado. Pero no me dijo que había tenido miedo de aceptarla, sino que se dedicó a poner excusas: que debía invertir mucho dinero, que no lo tenía, que no tenía personal preparado, que era un negocio de bajos márgenes de utilidad, que su esposa desconfiaba, que…. que…. que.

Cuando dejo pasar algo y me encuentro a mí mismo diciéndome excusas, la mayoría tontas, me doy cuenta que me ha derrotado el miedo. Es infalible. Y si hacemos un exámen meticuloso, veremos cómo son muchas, muchísimas las ocasiones cada día, cada día!, en las que actuamos de determinada manera sola y exclusivamente por miedo.

Pero, como vencer al miedo? Conozco una sola receta. Ya sea que uno crea en dios o crea en la sustancia omnipresente que todo lo cubre y que responde a nuestros pensamientos impregnados en ella, uno finalmente acepta que existe un poder infinito del cual uno procede, desciende. Si fijamos fuertemente nuestra atención en ese poder, veremos que es infinitamente bueno, dado que no admite la maldad ni en su expresión más inocente. Semejante custodio a nuestra disposición es un lujo y una protección que impedirá que nos pase algo verdaderamente malo. Lo que a los demás podría parecerles malo, nosotros sabemos que tiene un fin, un motivo, que deberemos aprender y superar, y lo aceptamos como tal.

Contactarse mentalmente con ese custodio, durante breves períodos cada ves más prolongados, hará que comencemos a conocerlo. Y ese conocimiento irá haciendo desaparecer el miedo. No puede haber un miedo permanente si tenemos todo ese poder a nuestro lado, de nuestro lado. La realidad adquirirá un brillo nuevo, especial. Las cosas se irán ordenando, y nuestro espíritu comenzará a aquietarse. Cuando nos damos cuenta de este fenómeno, tenemos que dar un último paso: conectar nuestra mente con nuestro espíritu para transmitirle exactamente la misma paz. Este proceso dura bastante tiempo, en mi experiencia, y puede que avance lentamente, pero es irreversible. Si lo abandonamos a mitad de camino, al menos habremos avanzado medio camino y estaremos mejor, de todas maneras.

Si uno pone adecuada atención, verá que inclusive las células de su cuerpo laten o tiemblan de miedo. Creen que exagero? Pruébenlo. Claro que no hay otra forma que salirse, sacarse el miedo de encima y ahí verán que cada molécula de su cuerpo se aquieta, se tranquiliza, adopta su estado perfectamente natural donde solamente vibra cuando hay alguna emoción extraordinaria o un milagro a punto de ocurrir. Pero nunca más por miedo.

Este es el proceso más importante que una persona puede desarrollar con su propia vida. Una vez eliminado el miedo, lo que queda es disfrutar de la propia divinidad. En cuanto a mí, estoy en pleno proceso.

Anuncios

7 comentarios sobre “Lo difícil de abandonar el miedo

  1. Muchas veces el miedo nos inhabilita a lograr cosas posibles para nosotros, en nuestar mente creamos paredes que nos inmobilizan y terminamos dejando pasar oportunidades que pueden cambiar radicalmente nuestra vida. En mi vida deje pasar bastantes, pero poco a poco estoy en el proceso dederribar caa pared que quiera colocarse entre mi exito y yo. Una de las frases que uso es: “Si DIOS esta conmigo y es nvencible, yo también lo soy”

    Me gusta

  2. Que artículo más bueno. Estoy plenamente de acuerdo.

    Del miedo se podrían decir muchas cosas. Una de ellas y en lo que atañe a la ley de la atracción, es que (y yo he pasado por aquí) cuando queremos algo tenemos miedo de que no ocurra e incluso imaginamos las escenas de lo que no queremos, y justamente de esta manera estamos dando por sentado el final que no deseamos, pues le estamos dando todo nuestro crédito.

    Me gusta

    1. Estoy escribiendo algo sobre el proceso de elevarse. Lo llamo así porque es pasar a estar en un plano un poco superior. Bueno, ese proceso comienza con dejar de lado el miedo. Estoy intentando ponerlo en palabras claras para poder publicarlo.

      Me gusta

  3. este articulo es extraordinario… ha explicado con palabras sencillas lo que me ha sucedido hasta hace poco y la solución es muy cierta y real. Varios libros inciden en lo mismo… y aunque parezca cuento para otros, en verdad que esa es la mejor formula para vencer el miedo.

    Me gusta

  4. Hola , que interesante su exposicion o escrito. Cuando dices;’que hasta las moleculas de nuestro cuerpo tiemblan dE MIEDO se que es cierto. Una vedad tan grande como un templo! Expondre mi caso. En mi vida coMo dices desde pequeños nos inculcaron miedos. Cuando vine a tomar conciencia era casi una persona adulta, pero creia que el sentirlo era parTe de ser humano,pero en mi caso en la mayoria de las ocasiones era iracional! Tenia miedo a todo! Esto a su vez, provoco una personalidad muy timida e insegura , fui pasando de una crisis a otra . Recuerdo en mi niñez sentir un sentimiento inexplicable de descontento ,inseguridad y desaprobacion en o hacia todo de parte de los que me rodeaban . Aclaro no tengo traumas de la niñez , etc . Sabemos que hay familias con disfuncion , y formas extrañas de vidas . De adulta me enferme con una condicion que no se sabe el por que. Osea la ciencia desconoce el mecanismo que la produce , inclusive se manifiesta en el cuerpo, pero a penas hay pruebas que la detecten o diagnostique! yO DESPUES DE BUSCAR RAZONES,LEER, ESTUDIARME COMPRENDI QUE CON TODA PROBABILIDAD Y EN MI CASO MIS MIEDO LA ALIMENTARON HASTA EXPRESARSE EN FORMA FISICA! Ustedes saben lo que es capaz de el estres hacerle al cuerpo fisico, Los medios de comunicacion y todas las sociedades viven obsecionados con las enfermedades , asi que desarrolle un miedo a la enfermedad. Descubrir que mi mente me provocaba sintomas fue un gran trabajo aceptarlo! No comprendia como mi mente podia hacerme daño,por que no sabia que yo soy el Capitan de mi barco, ‘mi mente’. Me tope años atras con unos libros de Louise Hay ,y asi segui leyendo de otros autores y comprendieindo. Ha sido un camino lento, y demanda mucho de nosotros. Despues de adulta , Arrastro Todavia con miedos que desarrolle siendo cristiana. Es paradojico, que en lugar de ser libres , el hombre provoque en los demas lo contrario. Exclavitud. Estos miedos son peores de combatir. Despues de 6 años todavia yo detecto de estos miedos “enterrados tan profundamente en mi sub conciente , que casi no los persibo. Se que esto requiere tiempo, pero “cada dia estoy mejor y progreso mas y mas ‘, miro a Dios como mi Creador, no como mi verdugo! El siempre esta a favor de su creacion , jamas en su contra! ES contradictoria que el se contradiga , viole sus propias leyes! El amor lo es todo . Buscar la paz y seguirla es mi mayor intencion , disfrutar el regalo de la vida!

    Me gusta

    1. Me encanta lo que expresas en ese texto, en realidad el miedo nos esclaviza y no nos permite llegar a ser lo que podemos ser, ademas de que causa repercusiones fisicas….
      Completamente de acuerdo contigo

      Me gusta

  5. Hola, hoy quiero darles un vivo ejemplo de lo que se puede lograr venciendo al que nos quiere vencer…el miedo. Estoy leyendo de varios autores, entre estos Wallace y Dr. Joseph Murphy entre otros. Ahora comprendo como se puede cambiar radicalmente nuestras vidas ,para lo mejor. Todo viene de adentro , no de afuera! Resulta que lei como les dije que si estaba por hacerme un analisis medico, invocara con Fe todo lo bueno , positivo. Que esperara lo mejor, que me visualizara frente a mi Dra. felicitandome por mis examenes perfectos. Asi lo Hise, comprendiendo que hay una inteligencia, Dios creador quien cuando nos hiso esa fue su intencion original. Estuve visualizandome en perfecto estado de salud. Y le hable constantemente a mis celulas y oraba a Dios por una restauracion real, lo crei. Con una anemia y hemoglobina bien baja, sali de todos los examenes bien, mi Dra, me felicito, y mi hemoglobina esta en 12. algo,!!! cuando mi miedo era que esto causara otras cosas peores! La verdad es que muchas personas desconocen como funciona el hombre. Nos parece que es como el hombre establece , atravez de sus sentidos fisicos, pero no es asi. Somos seres espirituales, fisicos y emocionales. Cualquiera de estas esferas se afectan nos desestabilizan . Los miedos son un veneno insidioso que nos destruye poco a poco. La duda nos paraliza, nos deja imposibilitados para razonar y nos susura tetricas y horripilantes sucesos del futuro que no son tu realidad. El miedo es un “mentiroso’, nos hace ver cosas,sentir y hasta racionalizar situacion no reales, antes de cualquier suceso en nuestras vidas, nos miente sobre nosotros mismos, nos lleva a creer en falsedades, nos infecta nuestro cuerpo fisico(estudien haber lo que hace el estress en el cuerpo fisico, siendo el estress una emocion negativa) en definitiva, es un hecho importante , reconocer las capacidades del miedo en todo reglon en nuestras vidas , para protegernos. Si me hubiera dejado llevar por el panico y el miedo a enfrentar mi realidad, no hubiera podido luchar con las herramientas necesarias contra el miedo. Tu eres un ser hecho por un Dios justo, aprende a conocer por que medios Dios se manifiesta en ti. La Fe lo puede todo.

    Me gusta

Que opinas? Deja tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s