El ángel (segunda parte) – Riquezas y pobrezas


Puede parecer extraño el post anterior denominado El angel que te quitará tu vida. En ese post había una especie de menosprecio por las riquezas humanas que podría verse como contradictorio en un blog dedicado a Wallace Wattles y La Ciencia de Hacerse Rico. Y creo que debo explicar por qué.

Para mí, y esto es absolutamente personal y ya lo he comentado varias veces, la Ciencia de Hacerse Rico no se limita a la obtención de riquezas materiales del tipo de las que se pueden medir en dólares. Los métodos que plantea el Sr. Wattles pueden ser perfectamente aplicables a lo que uno desee, mientras lo desee profundamente. Yo, en mi particular experiencia, lo utilicé para obtener el trabajo que deseaba, por ejemplo, en varias oportunidades. Primero deseé trabajar en un país lejano que no conocía pero que me intrigaba apasionadamente, que era México, y el trabajo en México apareció. Y muy bien pago por cierto. Luego quise trabajar en una empresa en la que ya había trabajado antes y me habían tratado muy bien. Y me llamaron de esa empresa con una oferta imposible de dejar pasar. Finalmente quise obtener mi propia empresa, y las cosas se dieron y se acomodaron de tal modo que fue muy sencillo fundar mi primera empresa.

En resumen, la ciencia de Wattles funciona y muy bien, pero no solo a cuestiones que son medibles en dinero, como los ejemplos que pone Wattles en su libro, en casi todos los  casos.

Lo que yo cuestionaba en mi post anterior era la necesidad del hombre de aferrarse a esas cosas materiales, propio de la inseguridad. Justamente el hecho de que Wattles funciona nos indica que debemos convencernos de abandonar definitivamente esa inseguridad, dado que lo que querramos lo conseguiremos. Por otra parte, el hecho de que la Ciencia funcione indica que la realidad que está detrás de esa ciencia existe. La sustancia existe y está a nuestra disposición. Si existe semejante milagro de la naturaleza, o dios como lo llamemos, cómo podemos aferrarnos a cosas sin ningún valor y que lo único que hacen es distraernos de aquella realidad tan poderosa y milagrosa.

Creí necesario hacer estas aclaraciones, y haré otras más, antes que los comentarios de los lectores muestren su discordancia con lo escrito.

Anuncios

10 comentarios sobre “El ángel (segunda parte) – Riquezas y pobrezas

  1. Interesante articulo, en lo personal me gustaría saber cual fue tu método para conseguir trabajar donde deseabas, en realidad no he intentado eso y no niego me da curiosidad, bueno es solo una opinión.

    Me gusta

      1. Osea moverse manteniendo en la mente la imagen de los deseado, dando gracias constantemente con alegría….gracias, pensé que era de otra forma para el puesto deseado.

        Me gusta

  2. Marcos, me he pasado un tiempo leyendo este blog y he visto que W explicó como lo hacía. S imaginaba lo que quería y lo llevaba al corazón. Decía que nunca le fallaba. No me acuerdo en que post está ni de la fecha. Quizá él se acuerde.

    Me gusta

    1. Gracias Ana, lastimosamente no he leido todos los post de este blog, quizas por entrar tiempo despues de creado u otra causa, pero gracias por la info, voy a revisar a ver donde lo encuentro.

      P.D. La pregunta que hice al inicio fue solo por curiosidad, Pues me gusta concoer testimonios de metodos y resultados, eso aumenta mi fe bastante.

      Me gusta

  3. Fe en qué? en ti mismo? en el universo? en la naturaleza? La fe solo puede ir y venir en una sola dirección, y el único camino de la Fe es Cristo, El único que lleva a Dios, quien es dueño del oro y la plata, de la tierra, de su plenitud y de todo lo que en ella habita. En este mundo todos quieren hacerse ricos, porque todos piensan en si mismos, porque eso es lo que ofrece el mundo para ser felices, dinero, poder, fama, fortuna. Y muchos lo logran, pero su corazón esta lejos de Dios. Piensan como vivir una vida de abundancia aquí en la tierra, como tener prosperidad, como hacerse ricos mediante pensamientos positivos, mediante la teoría de la afirmación o positivismo, como lo habla el libro El Secreto que es tremenda blasfemia. Como dice el primer párrafo de su página 69: “Pedir al Universo lo que quieres…”,

    Pedir a quien???? al universo, quien es el universo??, es como si dijeran pedir al sol, a la luna, a las estrellas. Al único que se puede pedir por medio de la oración es a DIOS quien es el CREADOR del universo, y se debe pedir en nombre de Jesucristo, ESA ES LA FORMULA!!!

    Me gusta

  4. Ana Bertha, si conocieras a Dios y conocieras lo que significa Cristo, no propagarías de esta manera tu ignorancia sobre Él ni nos darías a conocer la falta de amor hacia los seres que le buscan por el camino que creen mejor.
    Dios lo es todo y está en todo,y si está en todo, entonces buscar lo mejor como puede ser la riqueza sin dañar a nadie y por un medio pacífico tal como se habla en ese libro, también es buscarle a Él. Esto es muy lícito.
    El bien y el mal sólo está en tu manera de pensar.
    Cuando sientas a Dios, cuando le conozcas, cuando lo vivas, dejarás de juzgar y condenar. Guardarás silencio porque entonces comprenderás y sabrás que el fanatismo que exhibes está muy lejos del amor a Dios.
    Abre tu mente, pues no hay nada más letal que una mente cerrada.

    Me gusta

    1. Ana Bertha Silva Ferreira, una muje que quiero mucho me enseño hace años, “calla es de sabios”, respetar las opiniones de los demás, si no se esta de acuerdo sugerir tus ideas, pero no tratar de imponerlas pues de ese modo solo se logra que la otra persona asi no tenga la razón (caso que en mi opinión no se presenta aqui) se coloque en una postura defensiva.

      Deberias pensa bien lo que vas a decir antes de decirlo, sopesar las palabras, asi te ira mejor en la vida y será más facil persuadir a los demás.

      Bendiciones.

      Me gusta

  5. Jajaja. Ana B. Mucho criticar el libro El Secreto pero bien que ahora has buscado La Ciencia de Hacerse Rico.

    Si algo hay en el universo y el planeta es abundancia, riqueza. Somos nosotros los que por avaricia e ignorancia hemos creado la pobreza.

    Me gusta

  6. No es fanatismo! Jesús no es religión sino más bien vida y en abundancia! Y si en este mundo muchas personas solo buscan su bien propio,y a su prójimo ni siquiera le ayudan. Por otro lado nadie se preocupa que pasara después de la muerte. Acaso llevarán sus riquezas a la tumba? Y por si acaso no tengo nada en contra de las riquezas terrenales porque Dios me da lo que necesito, no olvidando mis riquezas en el cielo. Porque este mundo y todas las cosas pasarán más su palabra nunca pasará.

    Me gusta

Que opinas? Deja tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s