Etiquetas

, , , , , , ,


Esta es la parte del libro de La Ciencia de Hacerse Rico donde quizás Wattles da menos detalles o menos ejemplos y a muchos que comentan en este blog les cuesta entender. A mi también a veces me cuesta entender. Es decir, ante determinada situación me oblligo a pensar como debería actuar siguiendo LCDHR y muchas veces dudo.

En primer lugar lo que dice Wattles es que la acción que se tome debe estar conectada con el pensamiento que se tiene. De nada sirve, obviamente, estar pensando de una forma y actuando de otra. Es un desgaste doble, no es efectivo el pensamiento y no es efectiva la acción. Esto es así en cualquier orden de la vida, y no es necesario que venga W.W. a decírnoslo. Pero es muy difícil cumplir con ello. Muchas veces nos ocurre que no podemos ser coherentes, acción con pensamiento, sin desatar una batahola a nuestro alrededor. Qué tal que entremos a la oficina del jefe y le digamos que nos parece que tiene cara de cerdo. Bueno, ejemplos así tenemos miles cada día.

Creo que la conexión a la que se refiere Wattles tiene algo que ver con el propósito. Por ejemplo, si queremos que la montaña nos envíe oro, es inútil que nos dediquemos a la carpintería, dado que no podremos recibirlo cuando llegue. O sea tenemos que movernos en la práctica en el sentido de lo que deseamos lograr en el pensamiento.

Ahora, una situación extraña se da en muchos casos y a mí me ocurrió más de una vez. Resulta que uno hace algo para vivir, para poder comer y mantener a su familia, que generalmente no es lo que uno desea hacer toda su vida, lo que sueña y lo que lo desvela. Sin embargo, necesita ambas cosas, algo que le permita mantenerse mientras llega el momento en que pueda hacer lo que realmente quiera sin tener que tener otro trabajo para vivir. Es el caso típico de los artistas, que hasta que su arte se vuelva rentable y le permita comer, tienen que trabajar de meseros o atender una librería. Y sin embargo, deben tener éxito en ambas cosas al mismo tiempo. Como se resuelve este dilema.

Bueno, Wattles no lo considera más que lateralmente.  Dice:

Porque no esté en el negocio o ambiente correcto ahora, no piense que debe postergar la acción hasta que encuentre el ambiente o el negocio correcto. Y no gaste tiempo en el presente pensando en cómo va a resolver emergencias futuras; tenga fe en su habilidad de enfrentar las emergencias cuando lleguen.

(…)

 No espere un cambio de ambiente antes de actuar. Tenga un cambio de ambiente con la acción.

Estas frases nos dan un pista de por donde va el Sr. Wattles. Acción, acción, acción ahora. Es decir actuar de la manera correcta comienza por actuar, decididamente, para estar en condiciones de recibir lo que deseamos en el momento en que llegue.

Por ejemplo, usted desea ser escritor, pero está atendiendo una gasolinera para mantener a su familia. Actúe, ponga manos a la obra como escritor, siéntase escritor, piense como un escritor y actúe decididamente en el presente, escribiendo, enviando sus manuscritos, actuando como lo hará cuando realmente sea escritor. Con empeño, con empuje, con la visión clara de lo que quiere.

Pero no se pase la vida mirando el futuro y soñando con las cosas que le ocurrirán cuando sea escritor. Ud. YA ES un escritor. Pobre y desconocido, pero escritor al fin. Por eso se empieza.