Etiquetas

, , , ,


Español: Eclipse solar parcial del 4 de enero ...

Español: Eclipse solar parcial del 4 de enero de 2011(Photo credit: Wikipedia)

Hemos leído en algunos pasajes del maravilloso libro de  Wattles que el éxito llega si uno se mantiene enfocado. Como siempre, y en cada cosa que WW dice, hay materia para interpretar. Esto es así más aún debido a que lo que llega normalmente a nosotros es una traducción no perfecta. Y si lo leemos en inglés, debemos tener en cuenta que es el inglés que se hablaba en la clase media de USA en el año 1910, cosa bien diferente al inglés de hoy.

Pero no nos apartemos, volvamos al enfoque. Wattles dice que no se trata de pensar en nuestra visión todo el tiempo. Debemos trabajar y hacerlo eficientemente para que nuestros objetivos sean llevados hasta nosotros. He ahí que fácilmente llegamos a la clave. Pero hay más, y aquí necesito que el lector se ponga una mano en el pecho y sea honesto consigo mismo.

Cuando uno llega por primera vez a leer el libro de LCDHR de Wallace Wattles, llega con una ansiedad tremenda. Mientras dura la lectura, que probablemente sea una noche, uno tiene la sensación de estar ante un arma poderosa que, si la domina y la practica correctamente, le hará posible concretar todos sus sueños. La ansiedad va en aumento. Pensamos en cuáles cosas deseamos profundamente y que haremos realidad apenas terminemos el libro y logremos dominar la técnica descrita por el autor. Pero aún hay más, hasta pensamos en aquellas cosas un poco reñidas con la moral que lograremos alcanzar, y que siempre deseamos. EN este punto no pondré ejemplos, todos los que leyeron el libro saben a que me refiero.

Tampoco describiré el proceso que muchas veces confunde a la gente y la hace caer en la decepción, al ver que han pasado meses y no han logrado nada de lo que se habían propuesto. Muchos lo hemos sentido en carne propia. Después de un tiempo algo largo, nos preguntamos en qué fallamos. Y la respuesta está en una pequeña trampa que nos ha tendido Mr. Wattles.

Es así: en gran parte del libro el autor nos indica que debemos enfocarnos en nuestra visión. Que debemos tenerla siempre presente, sentirla, vivirla en carne propia aún mucho antes de lograrla. Esto lleva a la ansiedad, a preguntarnos si nuestra visión es suficientemente vívida. Pero en otro apartado del libro menciona, más bien brevemente y sin dar muchas explicaciones, que debemos manejar la ansiedad. Dice, por ejemplo:

No es su tarea guiar o supervisar el proceso creativo. Todo lo que tiene que hacer es retener su visión, aferrarse a su propósito y mantener su fe y gratitud.

Si usted actúa en el presente con su mente en el futuro, su acción presente será con una mente dividida y no será efectiva.

No gaste tiempo en soñar de día o construir castillos en el aire; manténgase en la visión de lo que quiere y actúe AHORA.

Si es un empleado o un asalariado y siente que debe cambiar de lugar para tener lo que quiere, no “proyecte” su pensamiento en el espacio y confíe en éste para que le consiga otro trabajo, probablemente fracasará en hacerlo.

Estas frases, que parecen elementales y simples, muchas veces pasan desapercibidas en nuestra lectura. Leemos y creemos que concentrándonos en nuestra visión, ésta comenzará a materializarse. Y no es así. No puede ser así, porque de lo contrario seríamos Dios en la tierra y tendríamos el poder de los magos en un escenario.

De lo que se trata, y lo he probado en mí mismo puedo asegurarlo, es mantener la visión en un lugar único de privilegio en nuestra mente pero sin dejar que la ansiedad nos obnubile pensando en cuándo llegará lo que deseamos. Aquí vale una reflexión: el éxito, cualquiera sea éste para cada uno de nosotros, no vuelve seguras a las personas, sino que el éxito llega a las personas seguras. Es decir, si dudamos de conseguir nuestra visión, ésta nunca llegará. En cambio, obtendremos lo que queremos si estamos seguros de que así será. Insisto, el éxito no nos hace mas seguros, sino que el éxito nos llega si somos seguros de nosotros mismos y de nuestras potencialidades y nuestro futuro.