Etiquetas

, ,


Creo que el mundo se ha sorprendido con la elección de un Papa sudamericano. Ojalá esto signifique un paso adelante en la ruta de la Iglesia hacia la humildad, y un retorno a la tradición de pobreza. Una Iglesia más humilde y mas comprensiva de los tiempos que corren será beneficiosa para todos, incluidos los no creyentes.