A propósito de la Semana Santa


En estos días se revive un misterio que es el más grande de la humanidad, sin duda. La Pasión, muerte y resurrección de Jesús no se compara a ningún otro hecho que la humanidad haya presenciado en los miles de años de historia. No estoy descubriendo nada nuevo. El impacto ha sido tan grande que ha modificado de raíz toda la vida de occidente de ahí en más. Y sigue siendo uno de los grandes misterios religiosos que provoca y provocará por siempre al ser humano, y su concepto de la vida, de dios y del universo.

Wallace Wattles en sus escritos no profundiza sobre el tema de dios. Apenas nos da algunas señales de que él cree en dios y menciona a Jesús unas pocas veces, pero no se mete de lleno en el tema. Como lo dice en sus libros, cada uno de ellos está dirigido a un sentido práctico de la existencia, a uno de los planos del hacer, y son recetas rígidas y prácticas, no filosofales ni metafísicas.

De esto entendemos que WW creía en dios, y que la presencia de la sustancia es simplemente un fenómeno de la naturaleza, de esa naturaleza a la que pertenecemos como seres vivos. Y sea que asimilemos esa sustancia al dios omnipresente e infinitamente sabio, que son las cualidades que WW le adjudica a la sustancia, o que la pensemos como una creación de dios, el efecto es el mismo. Es el principio de la vida, como dicen sus libros, y el principio de la vida lo es todo. Es por eso que necesitamos vivir plenamente, para aumentar las posibilidades de la creación de vida alrededor nuestro. Más allá de ello cualquiera es capaz de pensar por su mismo, creer y discrepar con otros o con WW de la mejor forma que quiera.

Anuncios

2 comentarios sobre “A propósito de la Semana Santa

  1. Supongo que a estas alturas de la vida ya nadie con un mínimo de cultura y sentido común puede creer literalmente que Jesús resucitó y subió al los cielos. Se ha de entender como lo que es, una metáfora que habla de la ascensión del alma.

    Me gusta

  2. En todos los mitos de los pueblos de la antigüedad hay un dios que muere y resucita cada año subiendo al cielo, y el cristianismo no podía hacer menos. Hay que leer para saberlo y no continuar ignorándolo.

    La fiesta de la Pascua o Semana Santa va con el ciclo lunar, por eso no es fija. En la antigüedad cada año se celebraba esta fiesta al terminar la escasez del invierno y anunciando la abundancia de la primavera. Era el tiempo de sembrar.

    Jesús puede que existiera, pero va bien saber que el Nuevo Testamente ha copiado extensamente de los cuentos y la mitología egipcia y que muchos acontecimientos o casi todos, se lo han adjudicado como propiedad a este señor. Esto son datos que se pueden comprobar.

    Quien quiera creer en Jesús que crea, es un señor que hablaba de amor y es bueno y despierta amor y admiración, y también va bien saber que quienes escribieron el N.T. se apropiaron de la espiritualidad pagana que la Iglesia tanto persiguió matando a todo aquel que rendía culto a las fuerzas de la naturaleza y a la Divinidad que moraba dentro de cada persona y en todo lo existente

    Seguramente WW creía en Dios, pero habría que preguntarse que entendía él por Dios.

    Me gusta

Que opinas? Deja tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s