Visita este blog amigo


Aquí les dejo un nuevo blog de un amigo que les gustará, estoy seguro

El Despertar

Que lo disfruten.

Anuncios

Mente


Si las estructuras de la mente humana se mantienen sin cambios, siempre vamos a terminar volviendo a crear el mismo mundo, los mismos males, las mismas disfunciones.

Eckhart Tolle

Unas palabras sobre el éxito


El éxito está en las personas, en su interior. No es un factor que esté fuera de ellas o que dependa de otra cosa que no sea de las mismas personas. No está en el entorno del individuo. Si así fuera, todas las personas en el mismo grupo o en el mismo entorno se volverían exitosas, y eso no existe.

Tampoco está en ninguna cosa que el individuo pudiera copiar. Si el éxito fuera producto de una postura o de un conocimiento particular, todo el mundo podría copiarlo, y eso no sucede.

Está en el interior, en el espíritu, escondido en aquello recóndito e intransferible que todos tenemos y que no podemos siquiera compartir con los que más amamos. Es el producto de una fuerza desarrollada por uno mismo dentro de uno mismo, como afirmación de lo que cada uno es en realidad.

Tampoco es algo que sea producto de un factor ubicado en cierto lugar o región, ni en cierto conocimiento académico, mucho menos en algo que funcione ligado a ciertas profesiones. Hasta los menos capacitados pueden tener éxito, y aquellos que no poseen doctorados o licenciaturas pueden lograrlo.

Todos los que han logrado sus propósitos, aquello que llamamos tener éxito, han pasado dificultades, casi siempre importantes. Nadie ha logrado sus metas sin pasar por problemas más o menos significativos. Y eso se consigue con una combinación de voluntad, aquello que llamamos propósito, y desarrollo de técnicas de autoconvencimiento, como bien explica Wattles en su último libro.

Inclusive, el propio método de Wattles implica una dificultad considerable: la fe. Sin la fe profunda y motivada de que lograremos lo que nos proponemos, nada conseguiremos. Esa es la dificultad mayor. La batalla contra uno mismo y su “sentido común”, su “sensatez” de miras, su propio conservadurismo. Esa voz que te dice, es imposible, no es para tí, te queda grande la meta, sé sensato y piensa en algo más a tu medida, etc etc.

Continuará…